miércoles, 17 de mayo de 2017

¡VIVA EL VICTORIOSO 37 ANIVERSARIO DE LA GUERRA POPULAR EN EL PERÚ!




¡Proletarios de todos los países, uníos!
¡VIVA EL VICTORIOSO 37 ANIVERSARIO DE LA GUERRA POPULAR EN EL PERÚ!
“Lo fundamental del maoísmo es el Poder. El Poder para el proletariado, el Poder para la dictadura del proletariado, el Poder basado en una fuerza armada dirigida por el Partido Comunista.
Más explícitamente: 1) el Poder bajo dirección del proletariado, en la revolución democrática; 2) el Poder para la dictadura del proletariado, en las revoluciones socialista y culturales; 3) el Poder basado en una fuerza armada dirigida por el Partido Comunista, conquistado y defendido mediante la guerra popular”.
(Partido Comunista del Perú - Documentos Fundamentales)
“La reacción camaradas no prevalecerá en modo alguno. La revolución triunfará; ha sonado la hora. La brega será dura, ardua, cruenta; larga, difícil. El triunfo es nuestro, la masa se impondrá, el campesinado se levantará, la clase lo dirigirá; los Partidos Comunistas comandarán y rojas banderas serán izadas para siempre. La reacción ha entrado en su capítulo final”.
(Partido Comunista del Perú - Somos los Iniciadores: I Escuela Militar, 19 de abril de 1980)
El Movimiento Popular Perú eleva su saludo y sujeción incondicional a nuestra Jefatura, el Presidente Gonzalo, Jefe del Partido y la revolución, el más grande marxista-leninista-maoísta viviente sobre la faz de la Tierra, centro de unificación partidaria y garantía de triunfo hasta el comunismo; a nuestra todopoderosa ideología, el marxismo-leninismo-maoísmo, pensamiento gonzalo, principalmente pensamiento gonzalo, al heroico combatiente, el Partido Comunista del Perú y a su Comité Central que dirige de forma omnímoda la guerra popular, faro y guía de la revolución proletaria mundial, a los militantes, combatientes y masas que combaten al imperialismo, la reacción y al revisionismo, como parte de la Revolución Proletaria Mundial, y a todas las masas que dan su vida en todo el mundo por acabar con este podrido sistema.
Celebramos este victorioso 37 aniversario del inicio de la guerra popular en el Perú con optimismo revolucionario al tope, guerra popular que avanza incontenible resolviendo los problemas nuevos en lucha de dos líneas hacia la toma del Poder en todo el país y que se desarrolla dentro de la ofensiva estratégica de la revolución proletaria mundial, siendo el vórtice de dicha lucha el Comité Central, aferrándose firmemente a los principios y enarbolando, defendiendo y, principalmente, aplicando el marxismo-leninismo-maoísmo-pensamiento gonzalo, principalmente pensamiento gonzalo.
La situación internacional se caracteriza en la colina del pueblo, por una creciente situación revolucionaria que se expresa en la luchas de las masas en todo el mundo, tanto en los países coloniales y semicoloniales como en las potencias imperialistas (Alemania, Francia, España, Italia, Suecia, Inglaterra, etc.) y superpotencias imperialistas (EE.UU, China y Rusia), que muestran  que la revolución es la tendencia histórica y política principal y cuya expresión más alta son las guerras populares y luchas armadas bajo la bandera del maoísmo como en el Perú, India, Filipina, Turquía y otros. Un gran problema de todas estas luchas es la negra influencia del revisionismo.
En la colina de la reacción, el imperialismo afronta su crisis final con más guerra imperialista y genocidio. La hegemonía de la superpotencia yanqui está amenazada por China y Rusia. Estas tres superpotencias están llevando a cabo un nuevo reparto del mundo en colusión y pugna. Rusia y China vienen de la restauración del capitalismo y usan al revisionismo y a determinados dirigentes seguidores del camino capitalista de Nepal, India, Filipinas, etc., para impulsar “acuerdos de paz”, amnistía y cretinismo parlamentario, es decir, capitulación ante el imperialismo y la reacción interna. Este es el negro papel del revisionismo y de los dirigentes seguidores del camino capitalista, desviar las luchas de las masas de la toma del Poder y usar las luchas y la sangre de éstas para encontrar un lugar dentro del viejo Estado.
En el Perú la crisis final del imperialismo y la pugna interimperialista se manifiesta con una mayor profundización del camino burocrático y de su crisis, agudizándose la contradicción nación-imperialismo. Por ejemplo, en menos de quince años, las concesiones mineras han pasado de ocupar el 6% del territorio nacional a más del 20% actualmente, a la vez que empeoran las condiciones de vida del pueblo, y sobre esta realidad va avanzando la Guerra Popular, dirigiendo el PCP las luchas de las masas, desde las luchas reivindicativas hasta la expresión más alta de esta lucha, la Guerra popular.
La Guerra Popular en el Perú se desarrolla contra la superpotencia yanqui como enemigo principal, el capitalismo burocrático y la semifeudalidad, conjurando la entrada de otras potencias o superpotencias imperialistas. Mientras, el nuevo revisionismo, la Lod y la Loi, como en Nepal y otros lugares trabaja para preparar la entrada de otras superpotencias o potencias imperialistas, con el pretexto de “alianza táctica” con un imperialismo “bueno” o “menos malo”, o incluso tratan de confundir a las masas calificando de “socialistas” o “anti-imperialistas” a las superpotencias china y rusa. A su vez, el nuevo revisionismo, la Lod (Movadef) en el Perú, también levanta el cretinismo parlamentario, la “vía pacífica” al socialismo, los “acuerdos de paz”, para tratar de socavar y desviar a los Partidos Comunistas y las guerras populares de la toma del Poder para la clase y el pueblo.
En este año que los comunistas de todo el mundo celebramos el centenario de la Revolución de Octubre, nos reafirmamos en lo  planteado por el PCP en los años ochenta, que nos desenvolvemos en la la ofensiva estratégica de la revolución proletaria mundial (Somos los iniciadores), que la revolución en el Perú es parte de la Revolución Proletaria Mundial y sirve, desarrollando guerra popular, a la Nueva Gran Ola de la Revolución Proletaria Mundial, aplastando la ofensiva contrarrevolucionaria general encabezada por el imperialismo yanqui. Con el firme compromiso de aplicar el internacionalismo proletario y de combatir a revisionismo, viejo y nuevo, como peligro principal.
En el Perú, el PCP viene apuntando a lo más alto del maoísmo en ineluctable marcha hacia nuestra meta final el Comunismo, la Gran Revolución Cultural Proletaria, como señaló el CC del PCP en 2015, la revolución proletaria mundial requiere: “reconstituir Partidos Comunistas que estén claramente definidos y apliquen lo más alto del maoísmo que es la Gran Revolución Cultural Proletaria. Ver la Experiencia de la Revolución china, rusa y la capitulación de Nepal a las puertas de la conquista del poder, debemos prestar especial atención y sacar lección.  Así mismo consideramos que la revolución en Nepal no tenía resuelto la conquista del poder cabal y completa para el proletariado, ni de proseguir la Revolución a través de la Gran Revolución Cultural Proletaria. Esto los llevó a capitular, al cretinismo parlamentario como su par de la LOD acá en el Perú.”
Llamamos a todos los comunistas a armarnos con el maoísmo para salir al frente y combatir dentro de nuestras filas a los seguidores del camino capitalista, bombardeando el cuartel general burgués, combatiendo la capitulación. Sólo así, en dura lucha de dos líneas, combatiendo de forma implacable al viejo y el nuevo revisionismo, se podrá avanzar en la unidad del Movimiento Comunista Internacional, crear un gran movimiento anti-imperialista y con Guerra Popular llegar al dorado comunismo.
¡VIVA EL 37 ANIVERSARIO DE LA GUERRA POPULAR EN EL PERÚ!
¡LARGA VIDA AL PRESIDENTE GONZALO!
¡VIVA EL GLORIOSO PARTIDO COMUNISTA DEL PERÚ!
¡VIVA LA GRAN REVOLUCIÓN CULTURAL PROLETARIA!
¡GUERRA POPULAR HASTA EL COMUNISMO!
¡VIVA EL MAOÍSMO, ABAJO EL REVISIONISMO!

¡LUCHA A MUERTE CONTRA TODOS LOS IMPERIALISTAS Y SUS LACAYOS!
Movimiento Popular Perú
17 de mayo de 2017

jueves, 11 de mayo de 2017

ALBANIA 1961-1964






Campaña contra el viejo y el nuevo revisionismo.

ALBANIA 1961-1964

La ruptura del Partido del Trabajo de Albania (PTA) con el viejo revisionismo soviético fue un proceso complejo. En su tercer Congreso  (1956) el PTA con Hoxha a su cabeza toma posición clara por las formulaciones «creadoras» del XX Congreso del PCUS. En el IV Congreso (1961)  junto a las críticas a la concepción de los revisionistas sobre la «coexistencia pacífica», en cuanto a la construcción del socialismo el Congreso es una continuación del III Congreso afirmándose que el problema de quién vencerá a quién, si la burguesía o el proletariado en condiciones de dictadura del proletariado, ya estaba resuelto; que en la URSS ya se estaba construyendo la base técnica y material del comunismo, y que tanto en la URSS como en el campo socialista, la victoria del proletariado sobre la burguesía estaba asegurada. Será en 1966, a casi un año de inicio de la Gran Revolución Cultural proletaria, a ocho del Gran Salto Adelante, que el PTA en su V Congreso tomará posición por la tesis de la continuación de la lucha de clases en condiciones de dictadura del proletariado, y, para que ésta no estuviera vacía de contenido, que la restauración capitalista era posible.

Hoy presentamos, en inglés, el IV Congreso del PTA completo, los fragmentos del III Congreso que los hoxhistas eliminaron de las obras escogidas de Hoxha, también en inglés, y el documento de Hoxha «Veinte años de existencia de la nueva Albania socialista» (1964), completo y en español. Reproducimos, a continuación, algunos fragmentos de este documento:

«La lucha de liberación nacional de los pueblos oprimidos, la lucha por romper las cadenas del colonialismo, son grandes fuerzas revolucionarias en la lucha anti-imperialista, en la lucha por la paz, ayudar y apoyar a estas quiere decir luchar contra el imperialismo, defender la paz»

«El marxismo-leninismo es una gran verdad universal. No es un dogma, pero las verdades del marxismo leninismo no se pueden emplear como le dé la gana a uno u otro, encubriéndose bajo la justa consigna: `Ejecutemos el marxismo-leninismo según el país y el tiempo´.»

«La fidelidad hacia el marxismo-leninismo y la solidaridad hacia los partidos hermanos, hacia los compañeros y amigos, que se atienen con fidelidad a los principios del marxismo-leninismo, a la causa del socialismo y del comunismo, es un sagrado deber para cada partido revolucionario. Nuestro partido se atiene tenazmente a estos principios. Al mismo tiempo, cada partido, respetando las normas leninistas, debe criticar audazmente los errores y las faltas de todo partido hermano. Nuestro partido ha hecho esto y lo hará también en el futuro, siempre, con lealtad y sin temor. Ha criticado y criticará aquellos partidos y aquellos compañeros que, a su modo de ver, han errado y luchará despiadadamente y hasta el fin contra los que traicionan. Con los partidos y las personas que reconocen sus errores, que los corrigen dando pruebas de ello, nosotros nos comportaremos siempre como leninistas»

“Una gran ayuda le han dado a nuestro pueblo también los demás países socialistas, y en primer lugar la hermana República Popular de China. (Aplausos). Cuando, junto con los imperialistas, se arrojaron contra nuestro partido y nuestro pueblo también los revisionistas jruschovianos, en estos difíciles momentos de lucha, al lado de nuestro pueblo se encontraron la gran China y el glorioso Partido Comunista de China, dirigida por el compañero Mao Tse Tung. (Grandes aplausos. Ovaciones). Ellos nos ayudaron con generosidad, nos concedieron créditos y otras ayudas para darnos la posibilidad de proseguir la construcción de las obras del tercer plan quinquenal, la edificación socialista del país. Nuestro pueblo y nuestro partido expresa su gran amor y gratitud a los hermanos de armas chinos y al Partido Comunista de China. (Aplausos). A nuestro pueblo y a nuestro partido les une una amistad estrecha, militante, marxista-leninista con el gran pueblo chino y su Partido Comunista. Esta amistad se consolidará y se desarrollará ulteriormente, en el interés de nuestros pueblos y de nuestra causa común, del triunfo del marxismo-leninismo, del socialismo.”

DOCUMENTOS:





lunes, 1 de mayo de 2017

¡VIVA EL DÍA DEL PROLETARIADO INTERNACIONAL!


¡Proletarios de todos los países, uníos!
¡VIVA EL DÍA DEL PROLETARIADO INTERNACIONAL!
¡ENARBOLAR, DEFENDER Y APLICAR EL MAOÍSMO Y APLASTAR AL REVISIONISMO PARA UNIR A LOS PUEBLOS CONTRA LAS SUPERPOTENCIAS Y POTENCIAS IMPERIALISTAS!

"¡El maoísmo, encarnándose en los pueblos del mundo, marcha inconteniblemente a comandar la nueva gran ola de la revolución proletaria mundial!"
(Partido Comunista del Perú)
"La tergiversación y el silenciamiento de la cuestión de la actitud de la revolución proletaria hacia el Estado no podían por menos de desempeñar un enorme papel en el momento en que los Estados, con su aparato militar reforzado a consecuencia de la rivalidad imperialista, se convertían en monstruos guerreros, que devoraban a millones de hombres para dirimir el litigio de quién había de dominar el mundo: sí Inglaterra o Alemania, si uno u otro capital financiero."
(V.I. Lenin - El Estado y la Revolución, 1917)
"El revisionismo soviético y el imperialismo americano han cometido, en su colusión, tantos perjuicios e infamias, que los pueblos revolucionarios del mundo no los dejarán impunes. Los pueblos del mundo se levantan. Un nuevo periodo histórico ha comenzado a partir de ahora, el de la lucha contra el imperialismo americano y el revisionismo soviético"
(Presidente Mao Tsetung).
"[Los partidos revisionistas] han traicionado la revolución mundial y traicionan la revolución en cada país, a la clase y el pueblo, porque servir a superpotencias o potencias imperialistas, servir al revisionismo especialmente al socialimperialismo, ir tras bastón de mando, ser fichas de ajedrez en el juego por el dominio del mundo es traicionar a la revolución."
(Entrevista con el Presidente Gonzalo, 1988)
Este primero de mayo de 2017 extendemos nuestros saludos comunistas a todo el proletariado internacional y a su papel histórico de aplastar y barrer el podrido sistema imperialista de explotación y opresión de la faz de la tierra, estableciendo el Poder del proletariado para marchar - en el mar armado de masas con revoluciones culturales proletarias - hasta nuestra meta final el comunismo, la sociedad sin explotación y sin clases. Extendemos nuestros saludos a los comunistas en todo el mundo, que luchan por constituir o reconstituir sus Partidos Comunistas como Partidos marxistas-leninistas-maoístas militarizados para iniciar y desarrollar la guerra popular en cada país, y nuestro saludo especial a los camaradas que hoy combaten en las guerras populares y luchas armadas en India, Filipinas y otros lugares, yendo contra la corriente para fortalecer la izquierda y aplastar la derecha en implacable lucha de dos líneas dentro de los Partidos contra el revisionismo como peligro principal. Solo así, movilizando y armando a la clase y a los pueblos contra todos los imperialistas y contra el revisionismo y el oportunismo y la capitulación que difunden dentro de nuestras filas, nuestra clase podrá asumir su papel y dirigir a todos los oprimidos en guerra popular hasta el Comunismo. Las actuales luchas heroicas de nuestra clase, en los países oprimidos y también en los países imperialistas – que tienen que ser indesligablemente unidas a las luchas de liberación nacional - confirman lo establecido por el Presidente Gonzalo: que en medio de la crisis general y última del imperialismo, estamos entrando en la nueva gran ola de la revolución proletaria mundial y la guerra popular mundial está a la orden del día.
Este año celebramos, junto con toda nuestra clase y los pueblos oprimidos, el 100° aniversario de la Revolución de Octubre, la cual estableció el primer Estado socialista y con el cual se marca un hito extraordinario en la historia mundial, el término de la revolución burguesa y el comienzo de la revolución proletaria mundial. Llamamos a todos los comunistas y revolucionarios a sacar lección de la revolución de Octubre, aplicando sus lecciones a la situación actual en el mundo y en cada país a la luz del marxismo de hoy, el marxismo-leninismo-maoísmo, principalmente el maoísmo. Destacamos que 1) la Revolución de Octubre se desarrolló en medio y en contra de una guerra mundial imperialista de reparto y de rapiña, con el armamento amplio de las masas; no fue una simple insurrección, sino una guerra revolucionaria prolongada contra las fuerzas contrarrevolucionarias; y 2) el triunfo de la Revolución de Octubre no hubiera sido posible sin la lucha implacable dirigida por el gran Lenin contra el revisionismo, es decir contra todo el oportunismo de la II Internacional, contra las distorsiones del marxismo por parte de Bernstein, Kautsky y otros, y contra todas las posiciones derechistas y capitulacionistas de Trotsky y otros dentro de la dirección del Partido.
Pocos años antes de 1917, una gran parte de los dirigentes de los partidos obreros en el mundo habían traicionado a la clase, tomando posición por "sus" burguesías imperialistas y sus guerras de rapiña y de reparto bajo el pretexto de la "defensa de la patria"; así convirtiéndose en socialchovinistas. Hoy vemos como lo mismo se repite bajo nuevas circunstancias: mientras el imperialismo en su crisis una vez más está llevando a cabo su guerra de reparto, y preparándose para una guerra mundial directa entre las superpotencias, todo tipo de revisionistas de viejo y nuevo cuño se ponen al servicio de una u otra superpotencia o potencia imperialista, desviando las luchas del proletariado y los pueblos hasta convertirlas en fichas de ajedrez en el juego por el dominio del mundo.
Así vemos como los "socialistas" en los parlamentos burgueses en Europa y en EE.UU. desvergonzadamente dan su pleno apoyo a la agresión imperialista genocida contra los pueblos árabes y en otros lugares bajo el pretexto de llevar la "democracia" y combatir al "terrorismo". Así también vemos como algunos revisionistas y fascistas en los países oprimidos proponen "liberarse" de la dominación de una superpotencia o potencia invitando a la dominación y explotación por otra, es decir cambiar de amo como dice el Presidente Gonzalo; y así vemos como otros movimientos "revolucionarios" o "nacionalistas" incluso se venden como mercenarios en servicio del invasor imperialista, como en Kurdistán y otras partes. La realidad es que la inmensa mayoría de las masas explotadas y oprimidas están clamando por la verdadera liberación nacional y la revolución; lo que falta en todos estos casos es la dirección proletaria, los Partidos Comunistas que asuman la tarea de unir a las inmensas masas oprimidas contra todos los imperialistas, para barrer a todos los explotadores chupasangres con guerra popular.
Hoy, así como en los tiempos de Lenin, tal socialchovinismo y traición están directamente ligadas a la distorsión y la revisión del marxismo en cuanto a la cuestión del Estado burgués. La defensa - abierta o escondida - del Estado burgués es característica del revisionismo desde su nacimiento. Hoy vemos que todo tipo de partidos y organizaciones revisionistas siguen difundiendo los viejos cuentos de "tomar posesión" del Estado burgués o reformarlo en vez de aplastarlo y reemplazarlo con el Estado proletario como establece el marxismo. En los países imperialistas, este revisionismo sirve como un instrumento más de la gran burguesía imperialista, junto con el fascismo y el liberalismo, para manejar la opinión pública a favor de las guerras imperialistas y la intensificada represión, contra la creciente rebelión de las masas; así fortaleciendo la retaguardia imperialista en función del nuevo reparto del mundo.
En síntesis, la situación mundial actual se caracteriza, en el campo del pueblo, por la creciente situación revolucionaria en todos los sitios, expresándose en grandes luchas justas por las reivindicaciones y contra la explotación y la opresión imperialista; siendo las guerras populares y luchas armadas bajo la bandera roja del maoísmo las más avanzadas de estas luchas. El problema principal que estas luchas enfrentan a nivel mundial es la falta de dirección proletaria y la negra influencia y traición del revisionismo.
En el campo del enemigo, del imperialismo y todos sus lacayos, vemos que la hegemonía de la superpotencia yanqui está amenazada por las superpotencias China y Rusia, viniendo ambas de la restauración del capitalismo. Estas tres superpotencias ya están llevando a cabo un nuevo reparto del mundo, con guerra – mediante el uso de otros Estados y grupos armados - y con negociaciones, acuerdos y alianzas temporales entre ellas mientras se preparan para una guerra mundial abierta entre sí, si eso es lo que el proceso del reparto demanda. En medio de esa pugna interimperialista, todas las superpotencias y potencias imperialistas tienen el interés común de guardar el sistema imperialista en su conjunto, es decir en su negro sueño de conjurar la revolución, asegurar la explotación y opresión de los países oprimidos y del proletariado internacional. En todos los países imperialistas; en EE.UU., en China, en Rusia y en las demás potencias, están intensificando la represión, desplegando sus ejércitos o su policía militarizada contra las protestas populares. Al mismo tiempo los reaccionarios utilizan su poder ideológico y político para manipular y desviar estas luchas con el fin de contenerlas y hasta convertirlas en instrumentos de la contrarrevolución y de la pugna interimperialista: algunos lo hacen con el cuento de "defender la democracia", los "derechos humanos" y la "civilización occidental", otros - ver China y Rusia - lo hacen aprovechándose del prestigio de los Estados socialistas que han usurpado, pintándose de "socialistas" o "antiimperialistas" para esconder su carácter imperialista parasitario. Todas las superpotencias y potencias, aparte de emplear cada vez más el fascismo en diferentes formas, también cuentan con los revisionistas como fieles aliados para estos fines; ver como el Presidente Gonzalo lo describió en 1988:
"Así el socialimperialismo de la URSS en el mundo desarrolla un protervo plan para convertirse en superpotencia hegemónica usando todos los medios a su alcance: entre los cuales hay que destacar el mantenimiento de falsos partidos, comunistas de membrete, 'partidos obreros burgueses' como decía Engels. Y de igual manera actúa el revisionismo chino y todo revisionismo según sus condiciones y bastón de mando que siguen." (Entrevista con el Presidente Gonzalo)
Esta situación en el mundo demanda de los comunistas y revolucionarios en cada país que asumamos nuestras responsabilidades con firmeza, que desplegemos energía a raudales en la tarea de constituir o reconstituir los Partidos Comunistas de nuevo tipo, marxistas-leninistas-maoístas militarizados, y que apliquemos lo que el Presidente Mao nos enseñó de ir contra la corriente y cañonear el cuartel general del revisionismo. Es decir, rechazar la tesis revisionista de unirse a través de la conciliación, y aplicar el método marxista de lucha de dos líneas para aplastar las posiciones revisionistas e imponer la línea proletaria. Eso, como confirma toda la experiencia de nuestra clase, es decisivo para poder desarrollar la revolución en cada país con independencia y no depender de bastón de mando alguno, y nunca permitir que un puñado de dirigentes revisionistas usurpe la dirección para cabalgar sobre las espaldas del pueblo y venderse a una u otra superpotencia o potencia imperialista. Hoy corresponde a cada Partido definir y combatir el enemigo imperialista principal y conjurar la acción de los demás imperialistas, movilizando a todo el pueblo en preparar, iniciar y desarrollar la guerra popular, llevando a cabo las revoluciones democráticas, socialistas y culturales y no dejar las armas nunca hasta el barrimiento final del imperialismo y toda la explotación de la faz de la tierra.
¡VIVA EL 1° DE MAYO, DÍA DEL PROLETARIADO INTERNACIONAL!
¡GUERRA POPULAR HASTA EL COMUNISMO!
¡VIVA EL MAOÍSMO, ABAJO EL REVISIONISMO!
¡LUCHA A MUERTE CONTRA TODOS LOS IMPERIALISTAS Y SUS LACAYOS!
Movimiento Popular Perú
1° de mayo de 2017

jueves, 13 de abril de 2017

Enver Hoxha: EL MARXISMO-LENINISMO ENSEÑA QUE EL PUEBLO ES EL CREADOR DE LA HISTORIA

  
CAMPAÑA CONTRA EL VIEJO Y EL NUEVO REVISIONISMO:

ALBANIA (II)

Tras el XX Congreso (1956), el PCUS trató de imponer su programa contrarrevolucionario como línea general del Movimiento Comunista, proponiendo entre otras cosas que la paz estaba por encima de la lucha de clases y dejando el problema en manos de la «sensatez» de un par de dirigentes mundiales (ruso y yanqui). Opuso la lucha conjunta entre el campo socialista y el movimiento de liberación nacional a la lucha por la paz; sostenía la camarilla revisionista soviética que para evitar una guerra nuclear era preciso abandonar la revolución. En cuanto a la lucha de clases en los países socialistas también aplicó su «coexistencia pacífica» con la burguesía bajo la máscara de «Estado de todo el pueblo».



En el XI Congreso del Partido Comunista de China (1977), tras la muerte del presidente Mao y el golpe de Estado contrarrevolucionario, los revisionistas chinos en el Poder volvieron a levantar la tesis de la extinción de la lucha de clases en el socialismo:



“Después de eliminados los explotadores como clase, la lucha de clases ha dejado de ser la contradicción principal. Debido a los factores internos del país y a la influencia internacional, esta lucha subsistirá por largo tiempo dentro de determinados límites,...” (Resoluciones sobre algunos problemas en la historia de nuestro Partido después de la fundación de la República Popular China. Aprobada por la VI Sesión Plenaria del XI Comité Central del Partido Comunista de China)



Hoxha, a partir de 1978, va a sostener que en la “monolítica” y “armoniosa” sociedad albanesa se ha cortado el camino a la restauración capitalista por vía administrativa, la lucha de clases ha pasado a un segundo o tercer lugar:



“La República Popular Socialista de Albania y nuestra sociedad socialista difieren radicalmente de los Estados y las sociedades capitalistas-revisionistas de los diversos países del mundo. ¿En qué consiste esta diferencia? En primer lugar, en la base económica, en la estructura de la sociedad y en la superestructura que refleja esta base. La base y la superestructura en las sociedades capitalistas y revisionistas tienen una estructura interna antagónica, mientras en nuestra sociedad socialista están exentas de los antagonismos de clase y, como tales se perfeccionan mutuamente”. (E, Hoxha. La Democracia Proletaria es la Democracia Verdadera. Discurso pronunciado en la reunión del Consejo General del Frente patriótico de Albania. Casa Editora “8 Nëntori”. Tirana 1978)



“En la República Popular Socialista de Albania no sólo se le ha cortado el camino, por ley, a las tendencias revisionistas, sino que se realiza un gran trabajo de educación...” (Ibid.)



En la defensa de la variante albanesa del “Estado de todo el pueblo”, el Partido del Trabajo de Albania (PTA) llegó al extremo de la mofa, y así en el “Teoría y Practica” nº 2 de junio de 1983 se ¿informaba? De lo siguiente:



“El 24 de abril tuvieron lugar en Albania las elecciones para los Consejos Populares de distritos, ciudades, barrios y pueblos, así como las elecciones de jueces y jueces asesores populares. En las elecciones participaron 1.653.838 electores, es decir, el cien por cien del electorado albanés, de los cuales el 99,99 por ciento votaron por el Frente Democrático.

El comunicado del Presidium de la Asamblea Popular de la República Popular Socialista de Albania subraya el éxito de estas elecciones y maniefiesta que `es una excelente expresión de la unidad de acero del pueblo con el Partido, dirigido por el camarada Enver Hoxha´.”



Volviendo al XX Congreso, solamente Thorez (que hizo suyas las posiciones del XX Congreso) y el Presidente Mao defendieron el legado de Stalin, reflejando las transcripciones del Congreso que fueron aplaudidos por gran parte de los delegados soviéticos cuando lo mencionaron, asumiendo el PTA las tesis del XX Congreso. Hoy reproducimos un documento de Enver Hoxha fechado el 14 de abril de 1956. También presentamos, entre otros documentos, las transcripciones (en inglés) de las reuniones entre el PCUS y el PTA hasta la ruptura del PTA con las tesis revisionistas del XX Congreso en 1960.





EL MARXISMO-LENINISMO ENSEÑA QUE EL PUEBLO ES EL CREADOR DE LA HISTORIA*

Enver Hoxha

(Publicado en Zëri i Popullit, 14 de abril de 1956)



El Vigésimo Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética, titulado, haciendo balance de las victorias del socialismo en la Unión Soviética y a escala mundial, y del informe sobre las nuevas fuerzas en el desarrollo de la actual situación internacional, tomó importantes decisiones para el futuro del socialismo y el destino de la humanidad. Se discutieron temas clave sobre la coexistencia pacífica de los dos sistemas, la posibilidad de detener La guerra en el tiempo presente y las formas de transición al socialismo en varios países que fueron analizados con el espíritu del marxismo creador y que han abierto grandes perspectivas para el futuro. De hecho, ¿hay algo más grande que liberar de la conciencia de los hombres el temor a una nueva guerra demostrando que existen posibilidades para detener las guerras y las formas de lograr este objetivo?

El Vigésimo Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética ha dado una respuesta correcta a muchas otras cuestiones sobre la victoria del socialismo y el comunismo. En el análisis en profundidad de las experiencias históricas y del desarrollo de la dictadura del Proletariado, así como una firme crítica al culto a la personalidad y los daños derivados de ella y de la violación de los principios leninistas sobre el partido, ha demostrado la vitalidad y la fuerza del marxismo creador que ha inspirado todos los trabajos del Vigésimo Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética.

La cuestión del papel decisivo del Pueblo como creador de la historia y la condena del culto a la personalidad tiene gran Importancia teórica y práctica, tanto para la Unión Soviética como para todos los países democráticos que construyen el socialismo, el movimiento obrero y para toda el movimiento y partidos comunistas del mundo.


El marxismo-leninismo, a través del descubrimiento de las leyes del desarrollo científico, argumenta que las personas que son los fabricantes de los bienes materiales son también las creadoras de los valores espirituales, y esta es una fuerza motriz crucial de los cambios radicales en la sociedad. El desarrollo de la historia de la humanidad demuestra esto claramente. Por lo tanto, el establecimiento del papel de individuos prominentes por encima de las masas es ajeno al marxismo-leninismo porque es contrario a la vida misma, reduce el papel del Partido y de las masas, y crea condiciones para graves errores que dañan al Partido y a las masas.

El Partido Comunista de la Unión Soviética condenó acertadamente el culto a la personalidad creado por J.V. Stalin en los últimos años de su vida que causó tales daños a la Unión Soviética. J.V. Stalin jugó un papel crucial, al igual que su amigo cercano V.I. Lenin, en la preparación y en la victoria de la Revolución Socialista y en los años posteriores a la muerte de éste, junto con los demás miembros del Comité Central, el leninismo fue defendido y las brillantes victorias alcanzadas por la Unión Soviética.

El marxismo-leninismo no niega el papel de los individuos en la historia siempre y cuando comprendan las necesidades de la sociedad y sus actividades faciliten la solución de los problemas para el progreso de ésta. Pero cuando individuos destacados se ponen a sí mismos por encima de las masas y empiezan a separarse de ellas, crean las condiciones para errores graves que dañan a las masas.

Debe decirse que JV Stalin después de que el Partido Comunista de la Unión Soviética y el pueblo soviético alcanzara grandes victorias, lo que llevó al triunfo del socialismo, comenzó a ponerse por encima del Partido y el pueblo, el separarse de las masas fue un error que fue costoso para el pueblo soviético y para la cuestión del socialismo.

De la condena que el XX Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética hizo al culto de la personalidad así como, la libre y valiente crítica que hizo de sus daños, el Partido Comunista Comunista de la Unión Soviética y todos los partidos comunistas y obreros de todos los países extraen conclusiones de gran importancia práctica.

Todo el Partido ha aprobado las decisiones del XX Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética como muy justas e importantes tanto para el desarrollo de la Unión Soviética hacia el comunismo como para la victoria del socialismo en los países de democracia popular y en otros países. Así como para el destino de la humanidad. Para nuestro Partido y nuestro país, estas son una gran ayuda.

Un Pleno del Comité Central de nuestro Partido de julio de 1954 analizó el tema de la lucha contra el culto a la personalidad que dañó al Partido, porque esto debilita la confianza de las masas, en sus fuerzas creadoras, reduce el papel del Partido y el liderazgo del Comité Central. El Comité Central y todo el Partido debe hacer aún más en la práctica para fortalecer el liderazgo colegiado. El desarrollo del culto a la personalidad tiene profundas raíces en nuestro país y existen varios factores que lo alimentan como la existencia de una gran cantidad de residuos del feudalismo y del patriarcado, así como el bajo nivel ideológico de los cuadros del Partido por lo que la tendencia a que una persona en particular tenga un poder extraordinario puede aparecer fácilmente. Es una tarea permanente del Partido el luchar contra el culto de la personalidad en cualquier forma que se muestre e implementar la colegialidad como una estrella que guía al Partido.

Nuestro Partido del Trabajo ha tomado medidas para elevar el papel de liderazgo del Partido en toda la vida del país y fortalecer aún más sus lazos con el pueblo durante sus 15 años de vida, y al mismo tiempo permanecer fiel al marxismo-leninismo, conociendo profundamente las condiciones para el desarrollo de nuestra sociedad, así como los deseos e intereses de nuestro pueblo, el Partido está estrechamente vinculado con las masas, a las que ha dirigido en la Guerra de Liberación Nacional y en la lucha por la victoria del socialismo. La aplicación de los principios leninistas en el trabajo del Partido, la observancia de los Estatutos que serán aprobados por el Tercer Congreso del PTA, la dirección colegiada del Comité Central, cuya experiencia garantiza el correcto desarrollo de su línea y la correcta toma de decisiones, así como la crítica y la autocrítica, son todas las medidas necesarias para establecer el papel dirigente del Partido y fortalecer sus vínculos con las masas.

Debemos eliminar todo lo que debilita la democracia en el Partido y que afecta a los derechos de sus miembros, que a su vez genera miedo a criticar y a expresar abiertamente las opiniones. Ahora, durante las elecciones, en algunas organizaciones del Partido se ha observado que algunos amigos que tienen responsabilidades en empresas o departamentos y que no han recibido criticas, no han recibido votos de muchos comunistas. Eso Hace pensar que los que están en estas organizaciones son reacios a ser criticados de forma abierta, temiendo que la crítica tenga consecuencias para el miembro del Partido. Quizás en este sector hay casos similares, y alguien ha sufrido cuando ha sido criticado abiertamente. El Comité Central del Partido ha examinado y examinará con cuidado cada uno de estos casos nada gratos. Pero es importante que cada miembro del Partido entienda que no podemos tener miedo; Es necesario que cada miembro del partido exprese su opinión en el Partido y critique duramente las deficiencias y también a aquellos que son responsables de estas deficiencias. El Comité Central se dio cuenta de que algunas organizaciones de base y comités de distritos y regiones no examinan en ningún momento los asuntos comunistas con pasión. Nuestro Partido debe condenar enérgicamente a todos aquellos que, bajo el disfraz de la crítica, calumnian y denigran a la gente honesta dedicada al Partido y al pueblo. La violación de los principios leninistas del Partido y el establecimiento de métodos autoritarios en el Partido lleva a la muerte de la iniciativa comunista y de las organizaciones del Partido, al poner a algunos líderes por encima del Partido debilita el papel principal del Partido en las masas.

Hay que decir que algunas personas de la empresa, aldeas o departamentos, que están intentando de formas diferentes escapar al control del Partido y que están alcanzando este objetivo, cometen una injusticia contra los obreros, campesinos y otros trabajadores, ya que son más arbitrarios y tienen la capacidad de hacer acusaciones falsas contra aquellos a quienes no les gusta, por lo tanto crean un clima de temor entre las masas que evita las más amplia participación de éstas en la vida del país. A menudo sucede que este tipo de acciones, que no tienen nada en común con la línea del Partido, que lo dañan, están enmascaradas bajo el pretexto de la lucha de clases y tales errores como llamar kulak incluso a un campesino medio que se le privaba de los sellos del Frente, llamándolo enemigo, etc. Es evidente que tales acciones no tiene nada que ver con la lucha de clases, por el contrario, su arbitrariedad va en contra de los derechos de los ciudadanos.

Respecto a la lucha de clases, por supuesto, no se nos permite debilitar la vigilancia. Pero no lo haremos severamente, así que no vamos a estimularla artificialmente. El Comité Central del Partido, especialmente últimamente en las conferencias del distrito, explicó que el agravamiento de la lucha de clases en el momento de la construcción del socialismo no es correcto. La vida demuestra día a día, que las fuerzas del socialismo están aumentando mientras la base económica y la influencia política de las clases derrocadas son debilitadas, a la vez que son incapaces de desarrollar su lucha hacia formas más graves. Esto, por supuesto, no significa en absoluto que la lucha de clases se extinguirá y las clases derrocadas voluntariamente van a renunciar a su lucha contra el socialismo, en cuanto al socialismo se fortalece, más se debilitan. Sin lugar a dudas, cambian las formas de la guerra, pero esta guerra no es ahora tan feroz como en la primeros años después de la liberación. Cuando las clases derrocadas tuvieron una mejor base económica, todavía tenían influencia política y tenían toda la ayuda de la reacción externa. La verdad es que durante el proceso de desarrollo de esta guerra, nuestro país también cometió errores que incluyeron liquidar económicamente a un número de Kulaks en aldeas. Algunos han resultado con penas de prisión con cargos exagerados, especialmente en el período que Primer Congreso de nuestro Partido, en noviembre de 1948. Cuando el Partido condenó los intentos de poner la Seguridad del Estado por encima del Partido, establecer los métodos policiales en el Partido y violar los derechos de los ciudadanos cometiendo arbitrariedades, persecución y castigo sin razón. Está claro que, a pesar del cambio que se hizo, esta cuestión no fue totalmente resuelta y sigue sin resolverse a este respecto. La Seguridad acabó bajo el control del partido, pero en este aspecto el Partido debe ser más activo educando a los trabajadores del sector. La democracia fue restaurada en el Partido, pero todavía debe reforzarse porque en muchos casos ha sido violada y, sobre todo, todavía hay arbitrariedad contra algunos ciudadanos que anteriormente no tuvieron una mejor actitud hacia la guerra popular. El Comité Central del Partido ha tomado medidas y todo el Partido debe luchar para erradicar las injusticia que se han cometido y podrían cometerse porque socavan al Partido, no sólo porque es inhumano y promueve artificialmente la lucha de clases, sino también porque niega la oportunidad de reflexionar y vincularse con el poder, así como puede ejercer malas influencias en algunas personas vacilantes, que comprometerá su participación en todos los asuntos como el Partido demanda. Es un hecho que las actitudes injustas, las actitudes sectarias en el Frente Democrático, son desenmascaramientos inapropiados que han recibido algunas personas y que no siempre entienden las masas. Debemos liquidar todo esto tan pronto como sea posible y avanzar hacia una mayor democratización de nuestras vidas, de nuestra democracia popular.

Una mayor democratización de la vida en nuestro país es una tarea que el Partido levanta con fuerza. El poder popular ha proporcionado una amplia democracia por las masas. De hecho, nuestro país ofrece una amplia participación de las masas en el gobierno del Estado, que se logra con los derechos del ciudadano proporcionados por la Constitución de la República, así como su protección por miles de personas que participan en las instituciones electas del poder, etc. El poder popular crea todas las condiciones para el desarrollo de la democracia para las masas de los trabajadores. Para nuestros trabajadores nuestra democracia es completa porque el poder popular es el Poder de las masas obreras. Nuestro poder popular ejerce las funciones de la dictadura del Proletariado contra aquellos que resisten y quieren deshacer las victorias que el Pueblo logró gracias a la lucha de sus trabajadores bajo la dirección del Partido, para la liberación de el país y la construcción del socialismo. El Partido condena y condenará cada vez todas las acciones que violen nuestra democracia. Las tradiciones de la democracia, aunque formales, no existían en nuestro país porque los regímenes opresores del pasado no han permitido tal cosa, mucho menos para el pueblo, pero durante los años posteriores a la Liberación, el Partido ha desarrollado una gran labor para elevar el nivel de conciencia de las masas y hacer posible que participen ampliamente en el poder, liderando el destino del país. El Partido tiene el deber de eliminar todos los obstáculos para el desarrollo de los trabajadores, debe luchar contra las violaciones de las leyes, contra las acciones ilegales de algunas personas con poder, así como contra los favores y privilegios.

De gran importancia para el Partido y nuestro país son las decisiones del Vigésimo Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética porque en general ayudan a elevar la actividad de las masas a un nivel más alto. El período de la construcción del socialismo que nuestro país está pasando ahora, que es el período del crecimiento total de la economía; la cultura popular, tal como se predice por las directrices del segundo plan quinquenal; de las grandes transformaciones socialistas en el campo y en la vida general del país, ha requerido una amplia participación de las masas que elevan su conciencia y su actividad en todos los campos de la vida que es vital. Aprendemos del marxismo-leninismo que en los períodos revolucionarios aumenta en gran medida el papel de las masas. V.I. Lenin escribió que "Como en ningún otro momento las masas del pueblo son capaces de actuar como un creador activo de un nuevo orden social, como en el tiempo de la revolución. En estos tiempos el pueblo puede hacer maravillas ..." Por otra parte, para los profundos cambios que se desean realizar, es necesaria la más amplia participación de las masas en la implementación de estos cambios.

Si echamos un vistazo al período de la Guerra de Liberación Nacional de nuestro pueblo, veremos que como nunca antes, durante este período surgió la actividad de las grandes masas del pueblo y surgió la conciencia política de las masas que bajo la dirección del Partido participaron ampliamente en la Guerra Revolucionaria de Liberación del país, al establecimiento del poder popular y a la construcción del socialismo.

Si miramos hoy este tema, en la lucha por la construcción del socialismo, la característica distintiva es el aumento general de conciencia y actividad política de las grandes masas del pueblo para el desarrollo de la economía y de la cultura, para todas las transformaciones que están sucediendo en nuestro país. Está claro que sin La participación de las grandes masas, nuestra economía y la cultura popular no habrían alcanzado el punto en que se encuentran actualmente. La experiencia histórica de la Unión Soviética y la democracia popular demuestra que el socialismo aumenta la actividad de las masas porque los trabajadores disfrutan de plena libertad y toman todos los frutos de su trabajo, y por lo tanto, hay más iniciativa, aumentan las capacidades creativas de las masas, maravillosos talentos emergen y las energías inagotables se encuentran donde fueron previamente aplastadas. A través de todos esto, entendemos que surge una gran tarea para el Partido, la eliminación de todo lo que impide el aumento de la actividad de las masas, a través de la expansión de su labor educativa con el fin de sensibilizar sobre las medidas y aumentar su actividad.

Nos encontramos ante el Tercer Congreso del Partido del Trabajo de Albania, donde también se aprobarán las directivas del segundo plan quinquenal. El proyecto de directrices prevé que en 1960 la producción industrial crecerá un 91 por ciento en comparación con 1955, que produciremos la totalidad del pan del país, que los salarios reales de los trabajadores aumentarán el 23 por ciento y los ingresos de los campesinos crecerán alrededor del 38 por ciento. Estas son grandes tareas, cuya realización debería aumentar aún más la actividad de las masas. Está claro que sin una participación más amplia de las masas estas tareas no se pueden llevar a cabo con éxito. Por lo tanto, las decisiones del Vigésimo Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética nos dan una gran ayuda para tomar las medidas necesarias para aumentar a un nivel más alto la actividad creadora del pueblo. Dado que estamos cerca del Tercer Congreso del Partido, el Comité Central está trabajando específicamente sobre cuestiones muy importantes que se someterán al Congreso. Las amplias discusiones que vamos a realizar el Partido y las masas en relación con el proyecto del Estatuto y el proyecto de directrices del Tercer Congreso para el segundo Plan quinquenal, brindarán una gran ayuda al Tercer Congreso del Partido para tomar decisiones justas para avanzar más en nuestro país en el camino de la victoria del socialismo.

*Traducido del inglés por mar armado de masas.




Documento en inglés traducido del albanés:















martes, 28 de marzo de 2017

ALBANIA (I)





 

CAMPAÑA CONTRA EL NUEVO Y VIEJO REVISIONISMO

Comenzamos este bloque dedicado al Partido del Trabajo de Albania (PTA), 1956/1976, desde el XX Congreso del PCUS a la restauración del capitalismo en la República Popular China.

El XX Congreso y sus resoluciones, que el PCUS trató de imponer como Línea General del Movimiento Comunista Internacional (MCI), crearon una gran zozobra dentro del MCI. Dentro del propio PCUS se dio una dura lucha antagónica entre la línea roja y la línea burguesa, como muestran los siguientes datos: durante el XX  Congreso (1956) el 70% de los miembros del CC anterior del PCUS fueron depuestos, en el XXII Congreso (1961), el 50% de los miembros del CC fueron depuestos. Antes del XXII Congreso lo fueron el 45% de los miembros de las Repúblicas Federales y el 40% de los miembros de los Comités de Distrito y Locales. En 1963 son depurados más del 50% de los militantes de los Comités del Partido de las Repúblicas Federadas y de los Comités del partido de las regiones. Sólo así se pudo imponer en la URSS la burguesía y restaurar el capitalismo en la URSS.

En todo el campo comunista las posiciones derechistas se desbordaron, casos particulares por su gravedad fueron Hungría y Polonia, pero no los únicos, en la República Popular China como ya hemos visto ocurre lo mismo, y no es el “fracaso” del Gran salto Adelante el motivo de esta ofensiva burguesa en la República Popular China sino los avances del socialismo, de la dictadura del proletariado, y el XX Congreso del PCUS como factor externo. En concreto, si en 1956 Chu En-lai pensaba que China socialista todavía debería recurrir durante muchos años a la ayuda soviética para impulsar su economía: “Es difícil imaginar que podamos encerrarnos en nuestro territorio y prescindir de cualquier ayuda”, opinión fundada en el atraso técnico y científico en un país agrario como la República Popular China; en 1960 China comenzaba a desarrollar su economía con sus propios medios bloqueada económicamente por el imperialismo yanqui y el revisionismo soviético. La industria china que en 1959 dependía de la financiación soviética y de los técnicos rusos en pocos años era independiente de cualquier financiación exterior y los ingenieros y técnicos rusos eran sustituidos por ingenieros y técnicos chinos. En definitiva,  tras el Gran Salto Adelante China no sólo se desarrollaba económicamente y con paso firme sino que la clase obrera dirigida por su Partido era capaz de gobernar su propia economía sin ninguna ayuda externa; no era el “fracaso” del Gran Salto el motivo de esta ofensiva derechista dentro del PCCh.

¿Cuál fue la posición del PTA en la lucha contra el revisionismo soviético?:

Hasta el año 1959 el titoismo fue el blanco de las críticas del PTA. Dentro del Partido se desarrolla una dura lucha de dos líneas hasta el aplastamiento de los titoistas encabezados por Tuk Jakova y Bedri Spahiu.

En cuanto a la cabeza principal del revisionismo, las relaciones con Jruschov y los revisionistas soviéticos son de colaboración hasta mediados de 1959 y de crítica abierta a partir de 1960:

El Partido del Trabajo de Albania se encontraba ante un gran dilema. No estaba, como por lo demás no estará jamás, convencido de la razón por la que se condenó al camarada Stalin de la manera y en la forma como lo hizo el camarada Jruschov. Si, en general, nuestro Partido adoptó las formulaciones del XX Congreso  (+) sobre esta cuestión, no se ajustó estrictamente a las limitaciones fijadas por él, ni cedió frente a los chantajes e intimidaciones que se le hacían desde el exterior.”

(Enver Hoxha. Albania Frente a los Revisionistas Jruschovitas: 1960. Casa Editora “8 Nentori”. Tirana.1977)

Es más, en junio de 1959 Nikita Jruschov es nombrado “Ciudadano de Honor” de Tirana. En la capital Albanesa celebra un mitin junto a Hoxha ante más de cien mil personas que le aplauden y vitorean con júbilo.

En 1960, en la Reunión de Bucarest, la delegación del PTA plantea que “ las divergencias
entre el Partido Comunista de la Unión Soviética y el Partido Comunista de China no podían ser juzgadas únicamente en base a los materiales presentados por una sola parte. Para juzgarlas era indispensable escuchar también las palabras de los camaradas chinos.”

En la posterior Segunda Conferencia de Moscú (1960) la delegación del PTA encabezada por Hoxha abiertamente toma posición en contra las tesis y posiciones del PCUS y defiende al Partido Comunista Chino de todos los ataques del revisionismo ruso.

En 1961 el PTA comienza el combate al revisionismo ruso dentro del movimiento sindical internacional:

Desde el V Congreso de la FSM (1) en 1961, la delegación de la UPA (2) se opuso a los puntos de vista revisionistas sobre buen número de cuestiones fundamentales. Ha rechazado la variante revisionista que preconizaba sustituir la lucha contra el imperialismo por la lucha económica contra los monopolios. Denunciamos la política agresiva del imperialismo americano como un peligro para la clase obrera y el movimiento sindical, el presidente de la delegación de las UPA declaró: `Nuestra delegación está de acuerdo en que el peligro  que (el imperialismo americano) representa para los trabajadores y  los pueblos, para la paz en el mundo, puede ser mediada y la paz salvaguardada, pero sólo a condición de denunciar sin miramientos su carácter agresivo y su demagogia, sus intrigas y toda la política de opresión y explotación...”
(Filip Kota. Dos líneas opuestas en el movimiento sindical mundial. Emiliano Escolar. Madrid. 1977)

Las UPA han llevado una lucha intransigente, ajustándose a los principios sólo para las cuestiones de principios sólo para cuestiones que tenían carácter de principios; no hay ni puede haber una vía “intermedia” y no se pueden superar las contradicciones velándolas sino descubriéndolas y combatiéndolas.

En todas las reuniones sindicales internacionales, en todas las de la FSM y de las Uniones Internacionales de los Sindicatos (UIS), los representantes de la clase obrera de Albania y China, al igual que las demás fuerzas sindicales de clase, han luchado consecuentemente para que todos los documentos, todas las decisiones y resoluciones reflejaran el espíritu de clase y antiimprialista que sirven directamente a la lucha del proletariado. Han participado activamente en la discusión de los problemas fundamentales en las diferentes reuniones de los órganos de la FSM y de los UIS, oponiéndose a los objetivos oportunistas de los dirigentes revisionistas de la FSM adelantando propuestas concretas y constructivas.

(...)

Estas propuestas concretas se han tropezado con la resistencia de los revisionistas modernos, guiados por los revisionistas soviéticos, quienes de diversas maneras, unas veces por la presión o la coacción, otras por la demagogia, se han esforzado – no siempre con éxito – de sustituirlas o desviarlas.
En estas reuniones la lucha entre estas dos líneas opuestas fue encarnizada. Se centró sobre las cuestiones fundamentales del movimiento obrero y sindical, problemas de la guerra y la paz, coexistencia pacífica, lucha de liberación nacional, formas de lucha y objetivos de los trabajadores en los países capitalistas sobre la unidad del movimiento sindical mundial, etc.”
(Ibid.)


(1) Federación Sindical Mundial.
(2) Uniones Profesionales de Albania.
+ El subrayado es nuestro.


Bibliografía:

Enver Hoxha. Albania Frente a los Revisionistas Jruschovitas: 1960. Casa Editora “8 Nentori”. Tirana.1977

Filip Kota. Dos líneas opuestas en el movimiento sindical mundial. Emiliano Escolar. Madrid. 1977

Heriberto García Díaz-Iñaki Iparralze. Informe Sobre el Social-Imperialismo Soviético. Ed. Emiliano Escolar. Madrid. 1977

Jan Deleyne. La Economía China. Ed. Planeta. Barcelona. 1972


Hoy presentamos, entre otros, los documentos del PTA en el combate al revisionismo soviético.

Documentos: